comitéProfesionales

Entradas para Profesionales

Creada la nueva BIBLIOTECA HISTÓRICA

El comité de Humanidades de la SEAIC acaba de crear una biblioteca virtual con libros y tesis doctorales relacionados con la historia de la alergología. El acceso es gratuito para los socios de la SEAIC y permite realizar búsquedas de texto en su interior, lo que facilitara mucho encontrar la información adecuada y los trabajos de investigación.

Podéis acceder en:

https://www.seaic.org/documentos/categoria-documento/biblioteca-historica-de-la-alergologia

 

Esta actividad ha sido posible en parte gracias al patrocinio de:

Se anima a todos los socios a aportar libros que consideren adecuados para formar parte de este fondo. Para ello ponerse en contacto con el secretario del comité (Dr. Juan Manuel Igea, igea@alergoasma.es)

Yo te maldigo, urticaria

 

 

Yo te maldigo, urticaria,

por las penas que me mandas,

por las ronchas, los habones,

los picores a mansalva,

y las noches de desvelo

en que nada me da calma,

y en que solo me adormezco

al llegar de la alborada.

 

No es la ausencia de sueño,

aunque mucho lo echo en falta,

ni siquiera las rojeces

que todo mi cuerpo abarcan,

ni el temido angioedema

que me oprime la garganta,

mas por encima de todo

– y por ende a gran distancia-,

este picor tan intenso

que con nada se me aplaca.

 

Quemazón y comezón,

reconcomio que me mata,

desazón y picazón,

prurito que me desangra,

escozor y rascazón

que a diario me acompañan;

y no me son atenuantes

ni las duchas de fría agua,

ni el jengibre, ni la avena,

ni las hojas de albahaca,

ni la c, vino argundientee mandas1),úrcuma o la menta

o el vinagre de manzana,

ni los antihistamínicos,

que tampoco me hacen nada.

 

Yo te maldigo, urticaria,

por las penas que me mandas,

el día que desaparezcas

brindaré por la tu marcha,

y el vino mejor que tenga,

o el mejor champán o cava,

como suave terciopelo

deleitarán toda mi alma,

y será tal la algazara

que se oirá en toda España.

 

Ignacio Dávila

 

Ganador del I Certamen de Alergia y Humanidades en la modalidad de “Poesía”

Un caso insólito

Llevo más de un mes en el hospital. Perdí el conocimiento en plena calle y cuando desperté ya estaba aquí. Al principio me hacían pruebas, que si un “tac”, unos análisis, una resonancia, pero creo que ya me han dado por imposible, porque todo está bien y no saben que me pasa. Por las mañanas rodean mi cama varias batas blancas que discuten sobre enfermedades raras: ¡no!, en ese síndrome no hay visión borrosa, ¡no!, ese cuadro nunca se acompaña de vómitos, ¡no!, en esa patología jamás se ha visto pérdida de conciencia. Y así. Es mi momento de gloria, porque aunque nunca me hablan ni me miran, me hacen sentir importante. Me gustaría que me descubrieran algo, aunque sólo fuese para darles esa satisfacción.

Yo me encuentro bien; no se come mal y total, tampoco tenía trabajo…, aquí nadie me obliga a levantarme, ni me manda al supermercado o a sacar la basura. Al revés, todos son muy agradables y si necesito algo sólo tengo que tocar el timbre.

Cuando tiene turno de noche la enfermera rubia de las tetas estupendas, mando a mi mujer a dormir a casa; que descanse la pobre, lleva mucho tiempo a mi lado en un sillón y amanece como una alcayata. Piropeo a la sanitaria y ella hace que se enfada, pero yo sé que le encanta. Cosas de mujeres.

Si me aburro mucho, me pongo rígido, me cimbreo un poco, vuelvo los ojos y dejo que se me caiga la baba. Entonces me ponen algo que me deja flotando varias horas. Gratis, y mejor que la buena hierba, o sea que no puedo quejarme.

En fin, ellos siguen enredando. Vuelven a preguntarme si me ha pasado otras veces, y yo que sí, que cuántas, y yo que dos o tres, que desde cuándo, y yo que desde la Comunión de mi chico…, después que cuantos años hace de la Primera Comunión de mi niño, ¡qué importará eso! Tendrán muchos estudios, pero conmigo no aciertan.

Me parece, (es mi modesta opinión), que esto que me pasa es porque tengo alergia a las avispas y cuando me pican me quedo muerto, pero ellos sabrán, que son los médicos. Mientras tanto yo aquí, como un señor: a mesa y mantel.

 

Virginia Reguera Parra

 

Ganador del I Certamen de Alergia y Humanidades en la categoría de “Relatos”

 

Acta Reunión Comité Alergia Cutánea. San Sebastián 2016

 

Orden del día Comité de Alergia Cutánea SEAIC

 

San Sebastián

 

 

Octubre 2016

 

 

Relación asistentes:

 

  • M Dolores Quiñones
  • Pilar Iriarte
  • Mar Garcés
  • Mar Moro
  • Jose Luis García Abujeta
  • Gustavo Perdomo
  • M Ascension Aranzabal
  • Milagros Lazaro
  • Beatriz Veleiro
  • Isabel Sanchez Matas
  • M. Barceló
  • Irán Sanchez
  • Ana Rosa Alcorta
  • Ariel Callero
  • Ana Sala Cunil
  • Marta Ferrer
  • Lys Herraez. Coordinadora.
  • Yolanda Puente. Secretaria.
  • Todas las ausencias han sido justificadas

 

 

 

  • Bienvenida y presentación

 

 

  1. GRUPOS DE TRABAJO
  • Grupo de Dermatitis Alérgica de Contacto

Responsable de grupo: Dr. José Luis G. Abujeta

  • Grupo de Dermatitis Atópica

Responsable de Grupo: Dra Milagros Lázaro

  • Grupo de Urticaria Crónica

Responsable de Grupo: Dra. Lys Herraez

 

  1. Actividades EN MARCHA:

 

  1. Grupo de Dermatitis Alérgica de Contacto

 

  • Se informa del cambio de la Batería Estándar GEIDAC, cambios en la concentración de kathon y formaldehido.
  • Se informa de las retirada de mercurio, timerosal, clioquinol y primina.
  • Se informa que en el resto de Europa no se hacen tantos TRUE TEST como en España por presentar menor sensibilidad.
  • Formaldehído: Se aumenta su concentración al doble (2% aq.)
  • Mezcla caínas: En la batería 2012 se admitía el uso de benzocaína (5% pet) como marcador de alergia a estos anestésicos locales o también la mezcla de caínas (7% pet), que además de la benzocaína incluía tetracaína (1% pet) y dibucaína (1% pet). En la nueva batería estándar se elige el uso de la mezcla.
  • Metilcloroisotiazolinona / Metilisotiazolinona (Kathon CG). Como en otros países se aumenta la concentración al doble (0,02% agua), ya que al 0,01% se perdían positividades en las pruebas realizadas.
  • Se informa de la base de datos CONTACT DERMATITIS INSTITUTE.
  • Se informa que el contactante 2016 es el cobalto.
  • Se informa de los próximos congresos Milan 2018 y SAM 2017 en Zurich.
  • Jose L García Abujeta hace entrega a todos los presentes de su nueva batería 2016-2017.
  • Curso de Formación para alergólogos a través de la SEAIC
  • Desarrollo de base de Datos de Contactantes “On-LINE Se propone diseñar la base de datos de contactantes antes de fin de año.
  • Se informa que en Alergológica se evidenció que el 20% de los pacientes que se atienden en consulta es por clínica cutánea y que este hecho no se refleja en el contenido de los congresos.
  • Proyecto de colaboración de la SEAIC con empresas de dermocosmética. Colaboración con Mercadona.

.

 

 

  1. Grupo de Dermatitis Atópica:
  • Publicación “on line” de la Guia de cuidados en DA. Está disponible en formato pdf en el área de profesionales de la página web SEAIC.
  • Pendiente de traducción al inglés. Irán Sánchez propone externalizar la traducción.
  • Difusión de Guía de autocuidados en DA para Posiblemente como tríptico. (Lab. LETI).
  • Realización de estudios con probióticos en DA. Valorar un posicionamiento. Realización de una revisión bibliográfica.
  • Se informa que Sanofi se ha ofrecido como nuevo patrocinador del comité.
  • Considerar los beneficios de la inmunoterapia en DA- Ariel Callero
  • Congreso SEAIC Murcia: de momento no hay propuesta de talleres sobre patología alérgica cutánea.
  • Está pendiente la posibilidad de desarrollar talleres/seminarios. Ana Sala.
  • Análisis epidemiológico de DA en adultos. Se plantea la posibilidad de realizar un registro nacional.

 

 

  1. Grupo de Urticária Crônica:
  • Proyecto Urticare”. Formación on-line-SEAIC en urticaria crónica en marcha.
  • Proyecto “Unidades de excelencia en urticaria” acreditadas por la SEAIC (Novartis).
  • Marta Ferrer propone la realización de guías didácticas.
  • Gustavo Perdomo propone la realización de talleres formativos.

 

 

  1. “A.O.B”. – Ruegos y preguntas

Nada que añadir

 

 

  1. Despedida y cierre

I Certamen de Alergia y Humanidades

Los ganadores del I Certamen de Alergia y Humanidades son:

MODALIDAD DE PINTURA: Eduardo Casado Núñez, por la obra «Rosáceas».
MODALIDAD DE POESÍA: Ignacio Dávila González, por la obra «Urticaria, yo te maldigo».

MODALIDAD DE RELATO: Virginia Reguera Parra, por la obra «Un caso insólito».
MODALIDAD DE REDACCIÓN CIENTÍFICA: Yamma Maghfour Martín, por la presentación «Sensibilización a polen de Phleum pratense en el área de Cáceres».

 

Acta del comité de Aerobiología octubre de 2014

Se adjunta el acta de la reunión del comité, celebrada en Sevilla el 23 de octubre de 2015, en el contexto del Simposio Internacional de Vía Aérea Única.

icono candadoDescarga restringida para socios.

Los Aditivos Alimentarios: El mal de todo paciente, el olvido de todo alergólogo.

Los aditivos alimentarios son sustancias que habitualmente no se consumen como producto alimentario. No obstante, tienen un papel fundamental a la hora de mantener la calidad y las características de los alimentos que exigen los consumidores y hacen que estos alimentos sigan siendo seguros, nutritivos y deseables. De este modo, los aditivos no son alimentos en sí, sinó sustancias que se añaden a los alimentos para mejorar su conservación, color, sabor o consistencia.

A este grupo de sustancias se les ha atribuído con bastante frecuencia la capacidad de producir reacciones adversas, e incluso alérgicas. No obstante, en la actualidad se desconoce la prevalencia exacta de reacciones adversas frente aditivos, si bien sabemos y se ha demostrado que los aditivos alimentarios muy raramente provocan auténticas reacciones inmunológicamente mediadas (hecho poco creíble entre la población general).

A continuación se describen los grupos de aditivos existentes en el mercado actual, sus características fundamentales y algunas de las principales reacciones adversas descritas hasta el momento debido a estas sustancias:

Antioxidantes y conservantes: Son aditivos que mantienen la frescura e impiden su deterioro. Contribuyen a qué los alimentos se puedan conservar durante más tiempo protegiéndolos contra el daño ocasionado por la oxidación o los microrganismos. Los antioxidantes evitan la oxidación de las grasas de los alimentos e impiden que se decoloren y se vuelvan rancios. Los conservantes limitan, retrasan o previenen la proliferación de los microorganismos.

Antioxidantes: Ácido ascórbico E300, Ascorbato De Sodio E301, Ascorbato De Calcio E302, Ascorbato De Potáseo E303, palmitato ascorbil E304, estearato ascorbil E305, Extractos Naturales Ricos En Tocoferol E306, Alfa Tocoferol E307, gamma tocoferol E308, delta tocoferol E309, Galato De Propil E310, Galato De Octil E311, Galato De Dodecil E312, Ácido Eritórbico E315, Eritorbato Sódico E316, Butilhidroquinona (Bhq) E319, Butilhidroxianisol (Bha) E320, Butilhidroxitolueno (Bht) E321, lactato de sodio E325, lactato de potáseo E326, lactato de calcio E327, etileno diamino tetra acetato E385, ácido etilendiaminotetracético E386, extracto de romero E392, Tocoferoles (E306-307-308-309), Ácido ascórbico (E300), BHA (butilhidroxianisol o E320) y BHT (butilhidroxitoluol o E321). La incidencia de broncoespasmo debido a estos aditivos es realmente muy baja. Se han descrito casos de urticaria de contacto, urticaria crónica y dermatitis atópica debido a estos antioxidantes.

Los conservantes físicos son muy efectivos, pero, en muchos casos, tienen una duración muy corta y un elevado coste. Los conservantes físicos serían el frío (refrigeración o congelación), la liofilización y el envasado al vacío. Existen también los conservantes químicos que según su origen pueden dividirse en:

  1. Minerales
  • Cloruros: cloruro sódico o sal común, es el primer conservante químico utilizado y un eficaz agente antimicrobiano.
  • El dióxido de azufre y los sulfitos (E220 hasta 228): Anhídrico sulforoso y sulfitos con concentraciones superiores a 10 mg/l expresados como SO2: Los sulfitos y bisulfitos son sustancias derivadas del azufre y se utilizan como antioxidantes o conservantes. La normativa europea obliga a etiquetar cualquier alimento que contenga sulfitos a concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/l, y estos productos han de ser declarados con el término sulfito o dióxido de azufre (E-220, E-221, E-222, E-223, E-224, E-225, E-226, E-227 i E-228). Los sulfitos pueden ser responsables de reagudizaciones asmáticas en pacientes con asma. Los principales alimentos que contiene sulfitos son: el vino (que contiene sulfitos producidos durante la fermentación) y otras bebidas alcohólicas o no alcohólicas envasadas (zumos, mosto, sidra), alimentos envasados, alimentos pre-cocinados, conservas, alimentos ultracongelados y vinagre. A parte de síntomas respiratorios bronquiales, los sulfitos también pueden ocasionar molestias nasales (rinitis), digestivas y/o cutáneas (urticaria, angioedema y dermatitis de contacto).
  • Nitratos y nitritos (sales potásicas y sódicas) (desde E249 a 252). Se utilizan como conservantes en el procesado de carnes como el jamón y otros embutidos con la finalidad de garantizar la seguridad de los productes e inhibir el crecimiento de la bacteria botulínica. Los nitritos y los nitratos se encuentran en productos cárnicos curados, derivados del pescado y los quesos. La formación de nitrosamina se considera cancerígena. Pueden ser responsables de agravar la clínica de dermatitis atópica en algunos pacientes. También se han descrito casos de reacciones alérgicas graves (anafilaxia) debido a estos conservantes.

 

  1. Orgánicos:
  • Ácidos grasos saturados y sus derivados: Ácido acético y acetatos, ácido fórmico y formiatos, ácido propiónico y propionatos.
  • Ácido sórbico y sorbatos. Tienen actividad frente Clostridium botulinum. Se han descrito casos de urticaria de contacto perioral debida a estos conservantes.
  • Ácido benzoico y benzoatos. Los benzoatos se encuentran de manera natural en las cerezas y la canela. Son unos de los aditivos más relacionados con reacciones alérgicas. Pueden ser responsables de agravar la clínica de dermatitis atópica en algunos pacientes. También se han descrito casos de urticaria, urticaria de contacto, angioedema, rinitis y asma debido a estos conservantes si bien la incidencia es muy baja. Los benzoatos también se han asociado a otras reacciones como por ejemplo el dolor de cabeza, la migraña, la dificultad de concentración, la hiperactividad y las artralgias, si bien la incidencia es también muy baja.
  • Antioxidantes fenólicos.
  • Antibióticos. Se utilizan poco por el riesgo de producir efectos indeseables así como por la posibilidad de producir cepas microbianas resistentes. La nisina es el más utilizado ya que inhibe el crecimiento de

Aditivos que aumentan o potencian las cualidades sensoriales.

  1. Modificadores del sabor y la textura:
  2. Emulsionantes y estabilitzantes: se utilizan para mantener la consistencia de la textura y evitar que los ingredientes se disgreguen. La lecitina (E322), los monoglicéridos y los diglicéridos, entre otros pertenecen a este grupo. Entre los estabilizantes destaca la metilcelulosa (E461), habiéndose descrito sobre todo reacciones adversas gastrointestinales debidas a este estabilizante (predominantemente dolor, distensión abdominal y en algunos casos incluso obstrucción intestinal). De entre los emulsionantes, destaca el triestearato de sorbitán (E492), el cual puede incrementar la absorción de sustancias solubles en grasas.

 

  1. Espesantes: ayudan a incrementar la viscosidad de los alimentos. Habitualmente se utilizan como espesantes sustancias naturales como la gelatina (E441: se han descrito reacciones alérgicas graves –anafilaxia- debidas a la gelatina) o la pectina [E440a: grandes cantidades pueden producir síntomas gastrointestinales (sobre todo dolor y distensión abdominal)]. Otros espesantes son el ácido algínico (E400), el alginato de sodio (E401), el alginato de potáseo (E402), el alginato de amonio (E403), el alginato de calcio (E404) o el agar-agar (E406). A pequeñas cantidades no se les conocen efectos adversos atribuíbles. No obstante, grandes cantidades pueden inhibir la absorción de algunos nutrientes y ocasionar patología gastrointestial. Las gomas naturales también se utilizan como espesantes. Pertenecen a la familia de las legumbres la goma arábiga (E414), la goma de algarroba (E410), la goma guar (E412), la goma de tara (E417) y la goma de tragacanto (E413). La goma guar (E412) es una goma natural proviniente de la semilla de la planta Cyamopsis tetragonoloba (familia Fabaceae). Este aditivo se encuentra casi siempre en forma de polvo, pero, cuando se combina con otros ingredientes también puede verse en forma líquida o de gel. Debido a qué es una fibra soluble en agua, la goma guar puede tener un efecto laxante en aquellas personas que la consuman. Muy frecuentemente también es la responsable de ocasionar patología gastrointestinal (diarrea, dolor abdominal, distensión abdominal), habiéndose incluso descrito casos de obstrucción intestinal debido a su consumo. Al igual que la goma de algarroba puede incrementar los niveles de colesterol. La goma de tragacanto (E413) se obtiene de diversas especies de Astragalus. Se han descrito reacciones alérgicas por contacto (dermatitis de contacto y/o urticaria).
  2. Edulcorantes: proporcionan un sabor dulce a los alimentos y se utilizan en productos bajos en calorías. Son edulcorantes intensos el acesulfam K (E950), el aspártamo (E951) y la sacarina (E954). También son edulcorantes la taumatina (E957), que es una proteína edulcorante natural que se extrae de la planta Thaumatococcus danielli (es 2.500 veces más dulce que el azúcar), el sorbitol (E420), la isomaltosa (E953), el maltitol (E965i), el ciclamato E 952, la sucralosa E955, la glicirricina E958, la neohesperidina (Nhdc) E959, la estevia (extracto de stevia) E960, el jarabe de maltitol E965ii, el lactitol E966, el xilitol E967, el eritritol E968, el advantamo E969, el sorbitol (E420), el manitol (E421) y el glicerol (E422). Principalmente pueden producir trastornos gástricos (náuseas, vómitos y diarreas).
  1. Potenciadores del sabor: El más conocido es el glutamato monosódico (se identifica con los códigos GMS o E621). Se utiliza sobre todo en productos salados, alimentos de sobre y en una gran variedad de platos orientales. Es la sal sódica del ácido glutámico. Originariamente se extraía de las algas y del trigo. Se utiliza sobre todo para la preparación de alimentos de sobre y en las cocinas orientales. Las manifestaciones clínicas más características de las reacciones adversas por glutamato se engloban dentro del “síndrome del restaurante chino” que se describe como la aparición de dolor de cabeza, sensación de ardor en la piel (sobre todo en escote y cara) que posteriormente afecta al resto del cuerpo y se acompaña de náuseas, palpitaciones y en ocasiones incluso pérdida de conocimiento. El cuadro se inicia a los pocos minutos de la ingesta de una alta cantidad de glutamato y cede en 2-3 horas. Actualmente está todavía en controversia el papel del glutamato monosódico como desencadenante de crisis de asma o de patología cutánea (urticaria y/o angioedema). Parece que sí que podría estar relacionado con la clínica de rinitis.
  2. Acidulantes: Un acidulante es un aditivo alimentario que incrementa la acidez de un alimento o le da un sabor ácido. Entre los diversos acidulantes que se utilizan están los ácidos orgánicos y los ácidos inorgánicos.
  3. Otros: antiaglomerantes, antiespumantes, gases de envasado, midones, disolventes, entre otros.
  4. Colorantes: Los colorantes se utilizan en los alimentos para añadir o restaurar el color con el objetivo de mejorar su aspecto visual. Pueden inducir reacciones de urticaria, angioedema (hinchazón), asma, rinitis, eczemas cutáneos, dermatitis de contacto e incluso anafilaxia. Parece que también pueden inducir reacciones pseudoalergicas o anafilactoides. Los colorantes también se han involucrado en otras reacciones afortunadamente bastante infrecuentes tales como dolor de cabeza, migraña, hiperactividad, dificultad de concentración y atención así como artralgias. Desde el punto de vista de su origen, los colorantes alimentarios se pueden clasificar en colorantes naturales [extracto de pimiento (paprika)], minerales y de síntesis. Dentro de los colorantes de síntesis encontramos dos grupos principales:
  • Azoicos: Los colorantes azoicos son los que más frecuentemente se han implicado en reacciones adversas. Tartrazina: La tartrazina puede provocar clínica de urticaria en algunos pacientes aunque la prevalencia en la actualidad se sabe que es realmente muy baja. Tampoco queda claro su posible papel como desencadenante de crisis de asma. Sí parece que podría ser responsable de agravar la clínica de dermatitis atópica en algunos pacientes. Amarillo naranja: Se han descrito casos de urticaria, angioedema, eczemas y clínica gastrointestinal debidas a este colorante. Rojo de cochinilla: Es un colorante de síntesis muy utilizado en la industria, sobre todo para la conservación del color de los frutos rojos y de las conservas de marisco. Se han descrito casos de anafilaxia debido a este colorante en los que se ha podido demostrar un mecanismo alérgico mediado por anticuerpos IgE. Rojo carmín o ácido carmínico: Se obtiene a partir de la maceración de las hembras del insecto conocido popularmente como cochinilla (Dactylopius coccus). Es un colorante de color rojo intenso y no debe confundirse con el mismo colorante de origen sintético llamado rojo de cochinilla. Se ha implicado en casos de reacciones adversas y en muchos casos se ha podido demostrar un mecanismo alérgico mediado por anticuerpos IgE. Se han descrito reacciones de urticaria, asma, rinitis e incluso anafilaxia debidas a este colorante. Amarillo tartrazina: Este colorante se ha involucrado en reacciones alérgicas cruzadas con los derivados pirazolónicos (grupo de medicamentos antiinflamatorios donde pertenece el metamizol) así como con múltiples reacciones alérgicas.
  • No azoicos: eritrosina, amarillo quinoleína e indigosina. Eritrosina: Es un polvo de color marrón que disuelto proporciona una tonalidad roja y puede presentar reactividad cruzada con la eosina. Según el lugar donde se añadan pueden ser de dos tipos:
  1. Los que se añaden directamente al alimento y se pueden consumir con ellos. En la Unión Europea se identifican con la letra E seguida de un número de 3 cifras.
  2. Los que se utilizan para dar un determinado color en el exterior de algunos alimentos y que no se suelen consumir. En la Unión Europea se identifican con la letra C, seguida de un número.

 

Aditivos que pueden contener trigo:

Almidones modificados: 1400, 1401a, 1402, 1403, 1404, 1405, 1410, 1412, 1414, 1420, 1.422, 1440, 1442, 1450, 1451. Los almidones abundan en los alimentos amiláceos (cereales y patata). El almidón más utilizado es el que se obtiene del maíz.

Polidextrosa E-1200.

E-306 Vitamina E. Son extractos de origen natural ricos en tocoferoles. Pueden ser de trigo, de arroz, de maíz o de soja.

 

Aditivos que contienen proteína de leche de vaca:

H-4511 caseinato cálcico

H-4512 caseinato sódico

H-4513 caseinato potásico

 

Aditivos que pueden contener proteína de leche de vaca:

E-101 Riboflavina o lactoflavina: Se utiliza como colorante. Actualmente casi siempre es de origen sintético.

E-270 Ácido láctico, E-325 Lactato sódico, E-326 Lactato potásico, E-327 Lactato cálcico: Tanto el ácido láctico como los lactatos se producen comercialmente a partir de la fermentación bacteriana del almidón y melazas, sin embargo, es posible que el cultivo para iniciar la producción de ácido láctico pueda contener leche.

E-966 Lactitol: Es un azúcar-alcohol sintético producido a partir de la lactosa que es un azúcar que contiene la leche de vaca. Aunque es bastante improbable que este aditivo contenga proteína de leche de vaca, el hecho de provenir de la lactosa hace que no se pueda descartar alguna posible contaminación.

E-472b Ésteres lácticos de los mono y diglicéridos de ácidos grasos, E-481 Estearoil-2-lactilat sódico, E-482 Estearoil-2-lactilat cálcico: Generalmente se producen a partir de grasas vegetales. Sin embargo, también pueden provenir de grasas animales por lo que en caso de provenir de grasas animales bovinos podrían contener proteína de leche de vaca.

 

Aditivos que contienen huevo:

E-161B Luteína, E-1105 Lisozima

 

Aditivos que pueden contener huevo:

E-101 Riboflavina: Se utiliza como colorante. Actualmente casi siempre es de origen sintético.

E-322 Lecitina: Actualmente casi siempre se obtiene de la soja, pero, en caso de duda se debe consultar al fabricante.

 

Aditivos que pueden contener pescado:

Potenciadores del sabor (E-626, E-627, E-628, E-629, E-630, E-631, E-632, E-633, E-634, E-635): Se obtienen a partir de levaduras o de extractos de carne o de peces.

Dra. Teresa Garriga Baraut

Programa del Simposio Inaugural del Comité de Humanidades

El simposio contará con 11 especialistas médicos de diversas especialidades que expondrán una visión humanística de diferentes aspectos de la medicina.

 

CartelSimposio_A4_curvas.indd

Docencia en Alergología Infantil de los Residentes de Alergología en España

El Grupo de Trabajo de Docencia del Comité de Alergia Infantil publica los resultados de una encuesta realizanda entre los tutores de residentes de las Unidades Docentes de Alergología.

icono PDF Docencia en Alergología Infantil de los Residentes de Alergología en España (494 descargas)

Infografías

Se enlazan a continuación las infografías realizadas por el Comité de Comunicación en los últimos años:

icono PDF Infografía: claves para sobrevivir esta primavera (5522 descargas)
icono PDF Infografía: atención alergólogica en España (1750 descargas)

Bienvenida

Bienvenidos al blog del Comité de Comunicación de la SEAIC.

Umbrales de alérgenos y hábitos de compra de los consumidores con alergia alimentaria

Los pacientes  con alergia a alimentos y  sus  familiares presentan dificultades para encontrar alimentos seguros y confiar en que el etiquetado sea fiable . Por ello las asociaciones de pacientes Food Allergy Research & Education (FARE), Food Allergy Canada (anteriormente Anaphylaxis Canada) y otras, han liderado  el primer estudio para evaluar las diferencias de los consumidores con alergia a alimentos , en cuanto su percepción sobre los niveles umbral , así como en  el etiquetado. En esta encuesta han participado  casi 10000 personas , de  16 paísses , entre los que se encuentra España . Los resultados han sido presentados en le congreso de la EAACI en Viena , Austria,  en junio de este año.

 

Las frases que normalmente se utilizan en los etiquetados no se  entienden bien , la mayoría de los encuestados tuvieron problemas al leerlas , también les resultó difícil entender el significado del nivel umbral de alérgeno ( la cantidad más pequeña de un alérgeno alimentario capaz de provocar reacción ) . Los datos más relevantes fueron los siguientes :

  • Menos del 20 % de los participantes en 11 de los 16 países contestaron que estarían dispuestos a comprar alimentos que contengan su alérgeno si la cantidad no es capaz de causar una reacción alérgica.
  • Un promedio del 3 % del total de los participantes contestaron que comprarían un alimento que contuviera su alérgeno si este sólo pudiera causar una reacción leve.
  • Los consumidores parecían evaluar el riesgo basándose en el tipo de frase de la advertencia precautoria
  • Alrededor del 16 % de los participantes contestaron que comprarían alimentos con la advertencia “Puede contener alérgenos” (los encuestados de España fueron los de menor índice <6 %)
  • Al preguntar si comprarían un alimento etiquetado “Puede contener trazas del alérgeno”, la media ponderada de respuestas afirmativas fue ligeramente más alta , 25 %
  • Al preguntar si comprarían un alimento que etiquete “Elaborado en una fábrica/instalaciones donde también se procesa el alérgeno”, la media ponderada de respuestas afirmativas fue la más alta, 41%.
  • El cacahuete fue el alérgeno más común de los que se informó en 9 de 16 países.

Hay poca correlación entre la cantidad de alérgeno presente en un producto alimentario y el tipo de frase que se utiliza en el etiquetado . Existe mucha confusión  con las frases que se utilizan , por lo que los consumidores siguen asumiendo riesgos al comprar estos productos . Este estudio aboga por la inclusión de las asociaciones de consumidores  en la elaboración de las frases utilizadas en el etiquetado y los niveles umbral de alérgenos validados

Por lo tanto , es necesario más claridad y consistencia en el etiquetado , para evitar el riesgo al consumir estos alimentos , y cantidades de alimentos que puedan estar presentes por contaminación cruzada. Hasta entonces lo más recomendable es no consumir ningún producto que contenga o pueda contener  el alérgeno o trazas del mismo.

 

Dra. Mª Isabel Alvarado Izquierdo

I Simposio Anual de Alergia y Humanidades

El próximo viernes 18 de noviembre de 2016 se celebrará en el Colegio de Médicos de Madrid (Sala Severo Ochoa) el I Simposio Anual de Alergia y Humanidades en el que alergólogos y otros especialistas médicos presentarán sus trabajos sobre aspectos humanísticos de la medicina.

Se impartirán 11 conferencias y habrá tiempo para el debate.

El programa completo se publicará en las próximas semanas.

I Certamen de Alergia y Humanidades

El viernes 9 de septiembre acabará el plazo para participar en el 1 Certamen de Alergia y Humanidades destinado a fomentar la creatividad y la buena escritura científica entre los socios de la SEAIC que está patrocinado por MEDA.

El Comité de Humanidades de la SEAIC anima a todos los socios que vayan a acudir al próximo XXX Congreso de la SEAIC que se celebrará en San Sebastian a presentar sus trabajos.

Se adjuntan las bases.

icono PDF Bases I Certamen "Alergia y Humanidades" (420 descargas)