Algo muy pequeñito puede suponer la diferencia.